fisioterapia-clinica-ripalda-valencia

Unidad de Fisioterapia y Terapia manual

Nuestros especialistas

En la Fisioterapia del Deporte se trabaja tanto la prevención como la recuperación y readaptación de lesiones del aparato locomotor producidas por la práctica deportiva o el ejercicio físico en sus diferentes niveles tanto de ocio como de competición (recreacional, base, amateur y deporte de élite)

El objetivo es recuperar al deportista lo antes posible, acelerando los procesos biológicos de regeneración de los tejidos lesionados, limitando lo menos posible su entrenamiento y velando por su reincorporación temprana con las mayores garantías de éxito.

Algunas de las lesiones más comunes que se pueden producir en la práctica deportiva son: contracturas, sobrecargas, contusiones, elongaciones, distensiones y roturas de fibras musculares; tendinitis y tendinosis; esguinces y distensión de ligamentos; fracturas y luxaciones articulares.

Las terapias empleadas van desde la electroterapia (Ultrasonidos, TENS, electroestimulación), técnicas manuales (masaje, estiramientos, manipulaciones), Propiocepción, RPG, Crio-termoterapia, Kinesiotaping (vendaje neuromuscular) o Taping deportivo.

La Fisioterapia del Deporte juega también un importantísimo papel en la recuperación post-quirúrgica acelerando el proceso de recuperación funcional y puesta a punto para la actividad deportiva tras una cirugía por lesiones traumáticas.

La prevención de lesiones es otro de los objetivos principales de esta especialidad, tanto en deportistas profesionales como en aquellas personas que desean realizar ejercicio físico ya sea por entretenimiento o por prescripción médica.

La Terapia Manual es un área especializada de la Fisioterapia que trata las alteraciones neuro-músculo-esqueléticas utilizando como instrumento, tanto de diagnóstico como de terapia, las propias manos del Fisioterapeuta. Los tratamientos se realizan siempre en base a un profundo conocimiento anatómico y biomecánico del cuerpo humano, considerando también las características biopsicosociales de cada paciente de forma individual.

Existe un gran número de técnicas manuales encaminadas a aliviar el dolor y a optimizar la funcionalidad tales como: Movilizaciones pasivas para recuperar rangos de movimiento articular, manipulaciones vertebrales, Técnicas de masaje y estiramientos analíticos para el tratamiento de músculos, tendones, fascias y ligamentos, Técnicas de movilización del tejido nervioso y de las estructuras directamente relacionadas con éste, Técnicas basadas en el control postural, Técnicas para modelado de cicatrices quirúrgicas o traumáticas, Ejercicios de recuperación funcional dirigidos por el Terapeuta o bien para enseñar al paciente a realizarlos de manera autónoma.